Subvenciones, donaciones y legados recibidos

Linkedin

El plan distingue en las subvenciones, donaciones y legados otorgados por los socios y por terceros distintos de ellos.

Las subvenciones, donaciones y legados otorgados por los socios o propietarios no constituyen ingresos de las sociedad y deben contabilizarse directamente en los fondos propios de la entidad. Se exceptúan las empresas públicas en las que si se consideran ingresos.

Las subvenciones, donaciones y legados recibidos de terceros han de clasificarse en reintegrables o no reintegrables.

Las subvenciones no reintegrables se contabilizan inicialmente como ingresos directamente imputados al patrimonio neto. Se trasladarán a la cuenta de pérdidas y ganancias conforme a un criterio sistemático y correlacionado con los gastos derivados de la subvención, por ejemplo, en la misma proporción que las amortizaciones de un elemento de inmovilizado.

Las subvenciones reintegrables se contabilizan como pasivos hasta que adquieran la condición de firmes.

Se considera que una subvención es no reintegrable cuando exista un acuerdo individualizado de concesión de la subvención a favor de la empresa, se hayan cumplido las condiciones establecidas para su concesión y no existan dudas razonables sobre la recepción de la subvención, donación o legado.

Saber más


Diseño web Hacce Soluciones TIC